Cartas a Daniel

En este libro quiero mostrar su vida a Daniel, mi hijo, una persona con limitaciones congénitas físicas y psíquicas que desde muy niño ha contado con un cuidado muy amoroso que le ha ayudado a desarrollar una gran fuerza de voluntad. Sí, nacida del amor.

Animar, cuidar del desarrollo de esa gran fortaleza le permite participar en muchos ambientes que a priori se creía que le estaban vedados.

He oído a muchas personas referirse a él usando expresiones compasivas, en el mejor de los casos mueven la cabeza de arriba abajo pesarosos por la injusticia aparejada a nacer con dificultades. No seré yo quien les contradiga pero también quiero referirme a la pureza, a la intensidad de sus momentos de felicidad que yo calificaría superiores a los de la mayoría. Claro, que estamos en terrenos de Dios.

Una gran parte de mi vida he estado con él y he podido comprobar que su contacto me ha enriquecido como ser humano y me ha enseñado que en muchas de sus opiniones, en sus juicios y en sus ideas de “bombero” había algo único que me hacía plantearme de forma diferente situaciones corrientes de la vida. Sí, se piensa que con estas personas predomina el dolor y la paciencia. Pero no siempre es así. Muchas veces sus ideas, llenas de bondad, son brillantes y aportan formas nuevas de relación con personas y cosas. Por ejemplo:

En un paseo camino del Retiro

  • Habría que cambiar el nombre de las calles.
  • Y ¿cómo las llamarías tú? –dije perplejo.
  • Libertad, Amistad, Democracia, Trabajar en lo que te gusta. . .
  • ¿Y por qué crees que se deben de llamar así?
  • Porque esas sí que son grandes cosas y por todos los sitios que hemos pasado sólo se rinde homenaje a militares y batallas.

 

Espero tenerlo pronto listo para edición.

Jesús Alejandro Gómez Tejedor

Autor: Jesús Alejandro Gómez Tejedor

Cursó Ciencias Económicas en la Universidad Complutense de Madrid y durante veinticinco años ejerció la docencia en la Universidad Rey Juan Carlos donde hizo sus primeras publicaciones. Unos años antes de su jubilación académica comenzó a escribir relatos de diferentes motivos reuniéndose todas las semanas con un grupo de trabajo con el que se conectó a la Literatura realista no exenta de magia. En la actualidad trabaja en Cartas a Daniel, obra en la que quiero mostrar a mi hijo Daniel experiencias de su vida . Daniel, una persona con limitaciones congénitas físicas y psíquicas que desde muy niño ha contado con un cuidado muy amoroso que le ha ayudado a desarrollar una gran fuerza de voluntad. También quiero dar forma a varios relatos pendientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *