Caballos de papel ,

Por Ana Lía de Urán

La literatura, la verdadera literatura, no está escrita. No se puede escribir. Es decir, no está escrita en palabras ni se puede poner negro sobre blanco. Las palabras, de las que tanto se habla, son solo el cántico hipnótico con el que el autor trata de envolver al lector para conducirlo hasta la revelación literaria. Pero la verdadera literatura está en los silencios. En lo no dicho. Entre las líneas. Está en lo que es imposible escribir.

Desde el mismo momento en que comencé a leer Caballos de papel, de Ana Lía de Urán, supe lo afortunado que era por haber recibido este cometido: cada una de sus páginas, las esquinas de todos sus relatos, rezuman y desbordan literatura.

Mucho se habla en estos tiempos sobre el futuro del cuento en español, sobre la experimentación, la trasgresión, las formas, sobre el cuento roto y sobre el postcuento. Creo que estos relatos son una respuesta, al menos una de ellas, son un camino y un justo relevo, que satisfará a sus más destacados cultivadores espero que muy pronto tengan la oportunidad de leerlos Eloy Tizón, Andrés Neuman o Hipólito G. Navarro.

Extraído del prólogo de Juan Jacinto Muñoz Rengel.

Leer un fragmento

 

10,00

Ana Lía de Urán

1 valoración en Caballos de papel

  1. mardelrey

    Hipólito G. Navarro ha publicado en Facebook: “Al otoño debes mirarlo a los ojos.
    El invierno no tiene cuerpo para miradas, el filo del aire le apaga la lumbre y le obliga a entornar las pestañas sin hojas.
    A la primavera le falta tiempo. Tiene los ojos siempre atareados en los colores nuevos y en los cascarones rotos.
    Al verano, con las playas de los ojos tan llenas de sombrillas, no le queda ni un sitio libre donde ser mirado.
    Solo el otoño dispone, minuciosamente, cada una de sus fugacidades, para que en su mirada encuentres una chimenea encendida, una copa de vino y un perro dormido a tus pies.”
    Así comienza “Fugaz”, una de las piezas más hermosas de “Caballos de papel”, la primera publicación de un nuevo sello editorial, Libros a Cuentagotas, el primer libro de cuentos de una nueva autora a seguir, Ana Lía de Urán, cordobesa de Argentina afincada en Madrid, a la que desde aquí deseo lo mejor.

Añadir una valoración